Bótox (toxina botulínica)

Bótox Dr. Regalado

Procedimiento:

La toxina botulínica tipo A, más conocida como bótox, es un producto utilizado en cirugía estética para la corrección de las irritantes líneas de expresión del rostro. La corrección tiene lugar cuando la toxina botulínica paraliza temporalmente los músculos responsables de las líneas. Ello permite que la piel se recupere de años de entornar los ojos y fruncir el ceño.

Desde principios de los noventa, la toxina botulínica ha sido empleada para tratar trastornos tales como el parpadeo exagerado, los espasmos faciales y las contracciones de músculos que afectaban a pacientes con parálisis parciales.

Estas aplicaciones han aportado un grado de experiencia que permite un buen conocimiento del producto. Es perfectamente seguro, siempre y cuando se utilice correctamente. Los efectos estéticos de la toxina botulínica se descubrieron hace más de una década. Desde entonces, ha sido empleada con éxito para este propósito.

Existen en el mercado varias marcas de toxina botulínica. Las mejores indicaciones para el tratamiento con toxina botulínica estriban en el tercio superior del rostro, para la corrección de líneas verticales de fruncido entre las cejas, surcos horizontales en la frente y patas de gallo. Otras aplicaciones son menos comunes y es mejor que las realicen usuarios experimentados. Normalmente es preferible un infratratamiento leve. Un tratamiento excesivo puede ocasionar la pérdida de expresión del rostro.

 

Duración:

10-30 minutos.

 

Anestesia:

Ninguna.

 

Necesidad de hospitalización:

No es necesario hospitalizar al paciente.

 

Posibles efectos secundarios:

Inmediatamente después del tratamiento sólo son visibles pequeños pinchazos. Ligeros moratones. Algunos pacientes experimentan un leve dolor de cabeza durante la primera semana.

 

Riesgos:

  • No existen riesgos permanentes para personas sanas.
  • La miastenia grave es una contraindicación.
  • Asimetría.
  • Pueden darse párpados caídos en el 1-5% de los casos; siempre con recuperación espontánea en 3-4 semanas.

 

Recuperación:

El efecto surge sólo tras 3-4 días y dura de 4 a 6 meses. Cuando no se repite el tratamiento, siempre regresa el movimiento original de manera espontánea.

 

Resultados:

Corrección de arrugas de expresión, que mejora si se repite el tratamiento. Expresión facial más relajada.

¿Tiene alguna duda sobre el Bótox?

Póngase en contacto con nosotros, estaremos encantados de atenderle.

Contacto